lunes, 3 de abril de 2017

Entrada al Inframundo: Sistema Hundidero - Gato


Se trata del sistema más importante de Andalucía con más de 9.000 m topografiados[1] y uno de los mayores de España, con agua permanente, simas, lagos, sifones y cierta peligrosidad debido a que las intensas lluvias de la zona hacen variar el cauce subterráneo con gran rapidez, unido a la temperatura de sus aguas muy frías.[2]
Todo acá es enorme.
Sistema Hundidero-Gato. Málaga. España.

miércoles, 8 de octubre de 2014

Lugar de subdicción extremo




El Abismo de Challenger se encuentra al Sur de la fosa de las Marianas, con una profundidad documentada de 11.033 ms, es la mayor profundidad que se ha encontrado hasta ahora en el fondo de los océanos.

Abajo

taringa

Serpiente marina


El Calamar Gigante

 Es el animal invertebrado más grande que existe.
  •  Vive a los 700 metros de profundidad pero durante la noche sube a la superficie.
  • Es curioso, inteligente y muy solitario.
  • No paran de crecer desde que nace. No viven mucho; de 1 a 3 años.
  • Es muy agresivo y violento; de hecho en la actualidad se están obteniendo datos de que podrían practicar el canibalismo con su propia especie.
  • Su cuerpo está articulado con una concha bajo su piel, una sustancia que le otorga  rigidez y flotabilidad.
  • Su respiración es por branquias.
  • Es un nadador increíble. Pueden acelerar o detenerse en un segundo gracias a un músculo con forma de tubo que hace las veces de sifón a la par que le da rumbo y dirección.
  • Sus ojos pueden ver en la oscuridad y tienen el tamaño de una calabaza.
  • Dispone de un pico muy poderoso con el que tritura a sus víctimas
  • Los calamares gigantes se alimentan de pescados, tiburones, rayas, gambas, cangrejos y, en ocasiones de sus propios compañeros.
  • Son unos artista del camuflaje dentro de su nube de tinta.
  • Disponen de pequeñas cápsulas de amoniaco y de un saco de tinta.
  • Su máximo depredador es el cachalote.
  • Suelen vivir entre 1 y 5 cinco años según la especie.
  •  Sus tentáculos tienen enormes ventosas de púas que utilizan para perforar y llevar la presa al afilado pico de su boca, con el que luego las destroza.